Así se vive un salto a 4.000 metros de altura con una caída libre de 1 minuto.