Pedirle la mano a aquella persona especial es un momento que recordarán para siempre y se contará a futuras generaciones. ¡Imagínate hacerlo después de volar en paracaídas por los hermosos cielos chilenos!